Muestra en Nueva York, diseño supera bordes

    17
    COMPARTIR
    Sonia Ávila

    CIUDAD DE MÉXICO, 23 de octubre.- Reutilización de materiales naturales, colaboración con artesanos, expansión del mercado local al internacional, experimentación de procesos creativos y reinterpretación del contexto sociopolítico. Eso es lo que identifica al diseño latinoamericano, que en la última década rompió las fronteras geográficas para replantear su producción y uso.

    “Tenemos alguna idea, cierto conocimiento, pero en realidad hay mucha actividad y expansión de los jóvenes diseñadores latinoamericanos que están trabajando por todo el mundo, es una nueva energía”, refirió Lowery Stokes Sims, curadora en jefe del Museo de Artes y Diseño (MAD) en Nueva York, quien planteó una revisión de las nuevas tendencias del diseño de América Latina.

    New

    Se trata de la exposición Nuevos territorios: laboratorios de diseño, artesanía y arte, con obra de 75 artistas latinoamericanos quienes, desde diferentes perspectivas creativas, contribuyen a apuntalar la escena global del diseño a partir de algunos temas como la comercialización, la urbanización, la sostenibilidad y el desplazamiento.

    Si bien la escena coincide en los diferentes países, Sims traza un trayecto por las ciudades que se han convertido en centros culturales y, en consecuencia, regiones clave para entender la producción de objetos de uso industrial, decorativo e incluso para espacios públicos.

    Se trata de grandes concentraciones urbanas como Santiago de Chile, Buenos Aires, Ciudad de México, La Habana, San Salvador y Bogotá.

    “Yo viajé el año pasado a estas ciudades y, haciendo mis notas sobre qué está pasando y qué viene, nos dimos cuenta de que en cada lugar, en cada ciudad, hay un tema que resalta; suceden cuestiones similares, pero cada una destaca por algo. Por ejemplo, en México destaca la colaboración entre los artistas y los artesanos; en Brasil, el reciclaje; en Santiago, la conexión entre la escena global con lo local”, precisó en entrevista.

    Más que limitarse a propuestas individuales, el recorrido refiere a escenas locales que en suma definen una plataforma con influencias en Estados Unidos y Europa. “Es interesante qué teniendo aquí tantos diseñadores pensamos que encontraríamos lo mismo, pero fue muy emocionante encontrar un ambiente más abierto, y en cierto modo esta exposición busca acabar con los estereotipos que tenemos sobre Latinoamérica”.

    Al tiempo que se visualizan los procesos creativos, el recorrido curatorial revela la manera en que el contexto social influye en la conceptualización del diseño; por ejemplo, en Colombia a partir de la desaparición de los cárteles de la droga inició la recuperación de espacios públicos y con ello un cambio en el trazo urbano, con artistas como Alejandro Echeverri y Giancarlo Mazzanti.

    Ciudades laboratorio

    A partir de ocho ciudades que la curadora —quien colaboró con Mildred Lasdon, curador del MAD— identificó como “laboratorios”, la exposición se compone por seis núcleos temáticos: Espacio, Reciclaje, Nuevos mercados, Artesanías, Experimentación y Legado.

    En Espacio, refiere a los proyectos de recuperación de los lugares públicos a partir de un contexto político, que a decir de la curadora la relación entre el diseño y el ambiente sociopolítico es mucho más cercana. Para este tema se tomó de ejemplos La Habana, donde la gente responde con ingenio a sus necesidades habituales no cubiertas por el Estado.

    De aquí se destaca la serie Arquitectura de la necesidad, del fotógrafo cubano Ernesto Oroza, con la cual revela la producción de objetos para usos cotidianos, lo mismo que la instalación de tapices tejidos en los patrones de pavimento.

    Para la curadora el tema del reciclaje es el más emblemático para entender el nuevo diseño. De ejemplo se presenta el trabajo en São Paulo y Río de Janeiro, en donde los diseñadores muestran mayor preocupación ambiental, en especial los hermanos Fernando y Humberto Campana, quienes incluso recurren a los recolectores de basura y de ahí rescatan vidrio y plástico para sus obras.

    San Salvador sirve para hablar sobre la expansión de los mercados, señaló Sims al precisar que los colectivos de  esta ciudad han entendido la urgencia de participar en foros mundiales como la Feria Internacional del Mueble Contemporáneo o el Salón del Mueble de Milán. Se exhibe por ejemplo trabajos de La Zanahoria colectivo, un espacio donde convergen propuestas japonesas, estadunidenses y locales en piezas como lámparas, sillas y cestas hechas a mano.

    Con el caso de México, en particular Oaxaca, se refiere al interés de los artistas contemporáneos por el trabajo de los artesanos locales; no sólo como una experimentación en técnica y material, sino por un compromiso para rescatar la cultura ancestral. Sims presenta a la artista Liliana Ovalle quien produjo en colaboración con alfareros de Oaxaca vasijas que evocan cenotes urbanos; también el trabajo de Cala Fernández y Raúl Cabra, quienes con artesanos de Puebla crearon una línea de moda.

    “México tiene un estilo sofisticado; es una gran comunidad, un gran mercado donde hay muchos diseñadores, y lo que pensamos encontrar fue realmente más impresionante, porque es muy amplia su conexión con el mundo, y donde más se trabaja con lo artesanal”, refirió.

    Se prevé que la exposición itinere por Brasil y México; en nuestro país podría exhibirse en museos como el Amparo de Puebla o el de Arte Contemporáneo de Monterrey, con quienes hay negociaciones, reveló Sims.

    ¿Dónde y cuándo?

    La exposición Nuevos territorios: laboratorios de diseño, artesanía y arte  abre al público el próximo 4 de noviembre en el Museo de Artes y Diseño, en Nueva York. Permanece hasta el 6 de abril de 2015.


    Post y Contenido Original de : Excelsior

    Comentarios

    COMENTARIOS

    Loading...
    COMPARTIR