"Ni hambre me dio": Amilcar Gaxiola

    17
    COMPARTIR


    Culiacán, Sin.- Durante toda su infancia, mientras hacía sus pininos en la Liga Humaya y luego fue puliendo su facultades naturales en eventos intercionales y en la Liga Orabá, Amilcar Gaxiola fue tejiendo en su mente el sueño de un día lanzar en el estadio Ángel Flores con el equipo al que siempre apoyó, los Tomateros.

    Ese anhelo cobró fuerza en 2008 cuando el club guinda lo firmó y durante cuatro años acudió a pretemporada sin suerte alguna hasta que anoche, aunque con uniforme de otro equipo, logró treparse a la lomita del viejo parque de pelota local.

    New

    Y lo hizo muy bien ante su familia presente allá en las gradas, por eso al concluir el encuentro en que se llevó la victoria sus emociones estaban a flor de piel.

    ¿Cuéntanos cuán especial fue para ti lanzar en este estadio ante tu gente?

    “Pues siento que es un sueño hecho realidad para mí, ciertamente estoy del otro lado pero son cosas del destino.

    Esto es beisbol, es un trabajo, yo salí muy contento al campo con mi familia a un ladito del dogout así que subí a la loma muy motivado y confiado en que las cosas saldrían muy bien”.

    ¿Cómo fue el día para ti en vísperas de tu apertura?

    “Desde que me desperté me dije, ‘hoy es el día de un sueño que yo estaba esperando desde cuando era niño, que era lanzar en este estadio’ y gracias a Dios se me dio.

    Y sí estaba ansioso en todo el día, casi ni hambre me dio por lo mismo de la adrenalina, pero ahora ya estoy más tranquilo, muy contento y muy agradecido”.

    ¿Y de esta situación de enfrentarte a los Tomateros, el equipo de tu tierra y al que perteneciste unos años?

    “Pues, no me llama mucho la atención, sinceramente. El sueño de niño era lanzar con el equipo local y estuve con los Tomateros un tiempo, no se me dio la oportunidad y la verdad no tengo nada en contra de nadie. Los Venados confiaron en mí, ahora estoy con ellos, estoy muy agradecido con la organización y sólo deseo que sea el inicio de una carrera larga para mí, primero Dios”

    ¿Tiene alguna dedicatoria especial de tu parte este juego?

    “Para mi familia que está allá atrás (señala hacia los palcos elite), todo es para ellos y la afición de Mazatlán que vino a acompañarnos”

    ¿Cuál fue la clave de tu trabajo durante el partido?

    “Estuve usando mucho el cambio de velocidad, desde la primera entrada lo hice y vi que los bateadores se salían mucho de balance.

    Noté que sus bateadores no esperan mucho, así que estuve variando la recta con el cambio, realmente el slider lo utilicé como cuatro o cinco veces. Gracias a Dios todo funcionó”.

    EL DEBUT SOÑADO DE MI HIJO: OCTAVIANO

    Allá en un palco premier había un hombre que a duras penas contenía unas lágrimas emocionado. Su nombre: Octaviano Gaxiola, el orgulloso papá de Amilcar.

    “Es el debut soñado de Amilcar” dijo de entrada este hombre que lo mismo juega beisbol que softbol y hasta soccer. “Él siempre soñó con ser un beisbolista profesional, desde que estaba allá en la Liga Humaya, tú lo conoces desde que tenía 8 años cuando ingresó a la liga, todo el tiempo ese fue su anhelo: llegar al profesionalismo y recuerdo que como a los 11-12 años me dijo, ‘papá, yo voy a ser profesional y un día yo voy a estar ahí’ (señalando al infield del Ángel Flores) y mira, gracias a Dios hoy lo ha conseguido”, comentó.

    Octaviano habló sobre cómo el destino quiso que su hijo alcanzara su sueño, pero no con los Tomateros.

    “Qué le hace, mira, nosotros le vamos a los Tomateros de toda la vida, pero en estos momentos somos Venados de corazón por obvias razones. Tú sabes que toda la familia ha estado ligada al beisbol. Él siempre esperó enfrentarse a Culiacán, él decía ‘Tomateros no me dio la oportunidad, pero algún día les voy a demostrar que se equivocaron conmigo y esta noche dejó en claro que está para grandes cosas”, finalizó.

    Post y Contenido Original de : El debate Deportes

    Comentarios

    COMENTARIOS

    Loading...
    COMPARTIR